Insomnio en la Noche… …Fatiga en el Día

Insomnio en la Noche… …Fatiga en el Día

febrero 20, 2019 Medicina China 0

La paradoja moderna, 1° Parte.

En el imaginario colectivo de la vida moderna existen pocas combinaciones más fatídicas que el dúo dinámico de sufrir fatiga en el día e insomnio en las noches. El no poder conciliar el sueño durante las noches, para después afrontar un día de trabajo duro con una sensación tortuosa de fatiga es una de las peores pesadillas de todo Godín, y de toda ama de casa con niños pequeños.

Como si fuera poco esta trágica combinación puede convertirse en un problema crónico, dejando a las personas recurrentemente cansadas, esperando la llegada del domingo para poder pasar todo el día en piyama, con la cándida esperanza de recuperar el sueño perdido.

¿Es normal sentirse cansado todo el tiempo? ¿Qué se puede hacer frente a esta trágica combinación?

En esta primera parte vamos a trabajar sólo la mitad de la ecuación, el insomnio en las noches. Para que en el siguiente articulo veamos a profundidad la sensación de fatiga durante el día.

Existen una gran variedad de píldoras en el mercado que pueden ayudar a contrarrestar la falta de sueño en las noches, por lo que la respuesta más obvia al problema puede ser recurrir a una pastilla para dormir.
Sin embargo, no todas las personas se sienten cómodas con esta opción. Algunas personas ya toman una farmacia completa al día y no quieren tomar más medicinas o puede ser el caso de las personas que en general no gustan de este tipo de métodos y requieren de una alternativa en la medicina no convencional.

La doctora en Medicina Tradicional China (MTC), Katie Brindel, señala que

Uno de los principales problemas para conciliar el sueño en las noches es el estrés que sufre el cuerpo durante el día.

Cada vez que la respuesta de estrés se activa el cuerpo inicia una serie de procesos para poder “pelear” o “huir” y hacer frente a la amenaza, real o imaginaria, que activo la respuesta en primer lugar.

Esta respuesta frente al estrés genera, entre otras cosas, que la sangre se quede congestionada en los músculos necesarios para pelear o huir y que el proceso circulatorio se vuelva deficiente a la larga.
La respuesta repetitiva de estrés que sufrimos durante el día retira la sangre del aparato digestivo y la piel, al mismo tiempo que eleva las concentraciones de cortisol y adrenalina en la sangre.

De acuerdo con la MTC, durante el día la sangre debe circular por el cuerpo permitiendo las actividades diarias, mientras que en las noches la sangre debe regresar a los órganos para reparar y nutrir el cuerpo mientras la persona duerme.
Sin embargo, cuando la persona vive un día muy estresante cuando llega el momento de dormir el cuerpo no pude regresar la sangre atorada y en consecuencia no se puede conciliar el sueño.
De manera aún más específica, la hora a la que se nos va el sueño o que se nos dificulta dormir nos indica en donde se localiza el problema a nivel de órganos.

En la siguiente tabla podemos ver los puntos de máxima y mínima circulación de “Qi” o energía dentro de los órganos. Por ejemplo, si eres de esas personas que tiene problemas para levantarse en las mañanas, estás sufriendo de falta de energía en el sistema digestivo.
Por el otro lado si se te va el sueño a las 3 am es posible que tengas una deficiencia en la zona de hígado. Si puedes identificar en qué horario es más común que tu sueño sea deficiente, te recomiendo comentarlo con un buen acupunturista.

Órgano   
Máxima circulación de energía (Qi)Mínima circulación de energía (Qi)
Pulmón03.00 – 05.00 h15.00 – 17.00 h
Intestino
Grueso
05.00 – 07.00 h17.00 – 19.00 h.
Estómago07.00 – 09.00 h19.00 – 21.00 h.
Bazo09.00 – 11.00 h.21.00 – 23.00 h.
Corazón11.00 – 13.00 h23.00 – 01.00 h.
Intestino
Delgado
13.00 – 15.00 h.01.00 – 03.00 h.

Vejiga15.00 – 17.00 h.03.00 – 05.00 h.
Riñón17.00 – 19.00 h.05.00 – 07.00 h.

Pericardio19.00 – 21.00 h 07.00 – 09.00 h.
Triple
Calentador
21.00 – 23.00 h09.00 – 11.00 h.
Vesícula Biliar23.00 – 01.00 h 11.00 – 13.00 h.
Hígado01.00 – 03.00 h.13.00 – 15.00 h

Con esta perspectiva oriental se vuelve mucho más fácil tratar el insomnio, ya que podemos entender las causas de manera más profunda.

Ahora bien, en un mundo ideal, todos deberíamos dormir 8 horas diarias, iniciando a la hora de la vesícula biliar, a las 23.00, e iniciar el día sin la necesidad de ponerle “snooze” al despertador tres, cuatro o cinco veces…
…sin embargo nuestros horarios y nuestro estrés hace que ese mundo ideal sólo se vea en películas o series como Downton Abbey donde todos tienen tiempo para la hora del té y salir a ver cómo van floreciendo las rosas del invernadero.

Es por ello que para concluir esta primera parte vamos a mencionar unos cuantos trucos para conciliar el sueño sin píldoras, en un mundo estresante y real.

Lo primero a mencionar es evitar pantallas brillantes antes de dormir.

Estudios del Instituto Politécnico Rensselaer de Nueva York señalan que ver la televisión o tu celular antes de ir a dormir suprime en un 22% la melatonina, que es una hormona que ayuda a regular el sueño. A su vez procurar un ambiente de total oscuridad permite que el sueño sea profundo y reparador, si es imposible que el cuarto está completamente sin luz puedes utilizar un antifaz sobre los ojos para dormir.
Es importante mencionar que existen algunos antifaces con rellenos de semillas, que al ser un poco pesados y colocarse sobre los ojos ayudan a que la circulación del globo ocular se mejore, y tu hígado se sienta más renovado al día siguiente, de acuerdo con a la MTC los ojos y el hígado están relacionados.

Otro pequeño truco es recurrir a los tés relajantes que existen en el mercado, muchos de los cuales son muy efectivos.

Si bien todos estos trucos son muy efectivos, en particular si se aplican en conjunto, el gran secreto para volver a conciliar el sueño de manera natural es romper con el estrés que gobierna nuestras vidas.

Aprender a hacer tiempo para asistir a una clase de medicación, de Yoga o de Qi Gong, puede hacer toda la diferencia.  

En el caso de que nuestras rutinas hagan de este tipo de actividad algo imposible, podemos recurrir a uno de los grandes secretos de la MTC, la terapia de “guasha” o terapia de raspado. La Dr. Katie Brindel plantea que…

…una rutina de guasha facial con duración de 60 segundos antes de dormir, ayuda al 97% de sus pacientes a conciliar el sueño de manera inmediata.

Esto se debe a que el masaje sobre el rostro con la guasha estimula a la circulación de la sangre y la desintoxicación de la misma para que el cuerpo pueda revertir los efectos del estrés que vivió durante el día.

Lograr descansar mejor durante las noches no es algo imposible, o una fantasía que tendrá que esperar a que llegues a tu vida de jubilado. Es algo que puedes conseguir en el momento en que tú te lo propongas.

Namaste.

M. H. Espinosa

Para más información de este o alguno de los artículos pasados vista: www.yogalovemexico.com

Facebook/yoga.love.méxico

Bibliografía:

Recuerda que puedes apoyarnos donando 🙂